A medida que los días se vuelven más fríos, muchas de las familias de New Jersey recurren al gas natural para mantener sus hogares cálidos y confortables.

Cada vez más, muchos lugares de los Estados Unidos también recurren al gas natural, barato y abundante, para generar la electricidad de sus hogares y negocios.

En New Jersey, tradicionalmente hemos recurrido a una diversidad de combustibles para generar electricidad: casi la mitad proviene de la energía nuclear, mientras que el resto se divide entre gas natural y carbón, aunque últimamente hay un número pequeño pero creciente de usuarios de energía solar (en la actualidad aproximadamente un 4 por ciento).

Sin embargo, las nuevas tecnologías de perforación han logrado extraer grandes cantidades de gas natural. La caída en los precios del gas natural ha puesto presión en las otras fuentes de energía. El carbón, que una década atrás proporcionaba un quinto de la energía de New Jersey, rápidamente está llegando a cero. Muchas plantas de generación a base de carbón han anunciado que cerrarán, incluso las dos de PSEG Power en New Jersey.

Entretanto, los bajos precios de la electricidad también ejercen presión en la industria de la energía nuclear. Muchas plantas de energía nuclear han cerrado o anunciado su cierre en todo el país.

¿SE EXPANDE EL USO DE GAS NATURAL EN N.J.? Durante la última década, el gas natural ha incrementado su participación en la combinación de energía utilizada en New Jersey. Si la energía nuclear no siguiera siendo una parte significativa del portafolio de energía del estado, nos veríamos obligados a depender casi exclusivamente del gas y a poner en riesgo nuestra confiable oferta de energía 24/7. Fuente: U.S. Energy Information Administration (2007, 2014)

Si bien los clientes ven con buenos ojos los bajos precios del gas natural, es preocupante que nos tornemos demasiado dependientes de una sola fuente de energía tanto para calefaccionar como para dotar de electricidad a nuestros hogares.

Hay un viejo proverbio que dice que no se deben poner todos los huevos en una canasta.

El suministro de gas puede interrumpirse. Recientemente, un accidente en un gasoducto de Pennsylvania impactó fuertemente en otras tuberías del mismo corredor, impidiendo que mil millones de pies cúbicos de gas natural llegaran su destino en la región del Atlántico Medio durante varios días. Afortunadamente, el accidente tuvo lugar en primavera, una época de baja demanda de gas natural. Si se hubiera producido en medio de una ola de frío (cuando el sistema ya está sobreexigido) podría haber dado como resultado cortes programados o interrupciones en la distribución de gas a hogares y empresas.

Si las plantes de energía nuclear de New Jersey se vieran forzadas a cerrar por presiones económicas y fueran reemplazadas por plantas de generación a gas natural, se incrementaría el riesgo de que los clientes sufrieran interrupciones a causa de accidentes o inclemencias del tiempo. Y no es tecnológicamente viable, ni hablar de que sería carísimo, pensar que podríamos reemplazar la energía nuclear por completo por energías renovables.

El crecimiento de la demanda de gas natural también exige actualizaciones en el sistema de distribución. El sistema de gas actual fue construido en realidad solo para calentar los hogares. Si reemplazáramos la energía nuclear por gas natural, se necesitaría un sistema de distribución de gas mucho más grande y robusto; se deberían construir gasoductos adicionales en todo el estado.

Por ahora, las plantas nucleares de PSEG Power no están en riesgo, pero la presión económica sobre ellas crece. Es importante que comprendamos las implicancias de los cambios que se advierten actualmente en el mercado de la electricidad y que pongamos en vigencia medidas de salvaguarda para que no aumentemos irrazonablemente los riesgos de confiabilidad o de otras consecuencias indeseables.

La preservación de nuestras plantas de energía nuclear contribuirá al mantenimiento de la diversidad del portafolio de combustibles del estado y proporcionará una fuente de energía más confiable y económica.

William Levis

William Levis

Presidente y COO - PSEG Power

0 comentarios

DEJE UN COMENTARIO